sábado, 30 de julio de 2016

INICIA VOLUNTARIADO 2016, LLEGAN A APOYAR NUESTRA LABOR POR LOS NIÑOS POBRES Y ANCIANOS

SIGUE SIENDO IMPRESCIDIBLE LA AYUDA INTERNACIONAL!

En las oficinas de Fundación Masaya Contra La Pobreza de Nicaragua, se han recepcionado decenas de solicitudes de Voluntarios en su mayoria Cristianos, de Francia, España, Canadá, Colombia y otros paises.

Continuando con el protocolo y normativas preestablecidas se les ha dado respuesta a cada uno de los solicitantes en su idioma de origen, esperando muchos Voluntarios este año.

En fecha 29 de Junio arribó a Nicaragua la Voluntaria Cristiana: Evelyn Cordoba, procedente de Colombia, arquitecta de profesión con una especialidad en atención a Niños y un especial amor por los niños pobres de Nicaragua.

La hermana Evelyn solo perdio el tiempo en ubicarse en un Hotel en Masaya y a lo inmediato solicitó integrarse a las labores propias del equipo del Comedor Infantil "Vision Ungida", ubicado en las Cortezas, Tisma, Nicaragua. 

Apropiandose Evelyn al llegar al Comedor Infantil, de lo señalado en el pasaje biblico Hechos 3:6, dijo "No tengo plata ni oro, mas lo que tengo, te doy" y agregó "Aqui estan mis manos, aqui esta mi amor a Cristo y mis semejantes, aqui estoy Yo" 

Hay mucho por hacer todavia, tambien hay muchas formas de alabar, de exaltar el nombre de Jehova, hay muchas formas de magnificarlo, pero, nosotros lo hacemos dando de comer al hambriento, practicando el amor a nuestros semejantes necesitados, contribuyendo en el alivio a la pobreza que aún una gran parte de nuestro pueblo sufre, especialmente LOS NIÑOS y ANCIANOS.

A los Voluntarios del mundo, que ya fueron aprobados les decimos desde acá, los esperamos hermanos. 

A nuestros patrocinadores en el exterior, el siempre reconocimiento y agradecimiento por apoyar nuestra labor en la "busqueda permanente de bienestar para los pobres". 

A los nuevos patrocinadores les decimos, no la pienses mas, Dios los ama y los bendice, compartan un poco de esas bendiciones con los Niños Pobres que atendemos. Bendiciones!